La Importancia de un Buen Lavado

Hoy hablaremos de la importancia de un un buen lavado de cabello. Pero para ello antes os explicaremos la importancia del ph.

El pH es una unidad de medida cuyo valor determina la alcalinidad o la acidez de una sustancia soluble en agua. Se trata de una medición muy importante para los productos del cuero cabelludo y cabello.

Mantener el valor correcto del pH del cabello y cuero cabelludo es esencial para la salud general del cabello. Los productos para el cabello pueden controlar el pH del mismo.

¿Qué es el pH Neutral?
Un pH de 7 es químicamente neutro. Los productos para el cuidado del cabello con un valor pH entre 3,5 y 5,5 se consideran beneficiosos para el cabello.

Las variaciones en el pH
Cuando el valor pH baja por debajo de 6.0 las capas de la cutícula se contraen y tensan. Un acondicionador ácido y suave (con un pH menor de 7) puede aportar brillo al cabello, ya que una superficie suave refleja más luz; sin embargo, los ácidos fuertes dañan el cabello. Los acondicionadores ácidos no deberían usarse cuando se han añadido tonos rojos/naranjas al cabello, en este caso debe usarse una gama de tratamiento específico para el color.

Cuando el valor pH se vuelve alcalino (por encima de 7.0) la capa de la cutícula se suaviza y expande como una piña de pino. Esto es necesario como parte del proceso de coloración para poder depositar pigmentos dentro de la estructura del cabello, sin embargo si el pH se vuelve demasiado alcalino, se puede dañar al cabello. Muchos productos de forma usan este efecto de un valor pH alcalino sobre el cabello.

Trabajamos con Philip Martin’s y su línea de shampoos dedicada a eliminar el exceso de toxinas y/o residuos de la piel y el cabello, así consiguiendo sanear el cuero cabelludo y mejorar la calidad del cabello.
Estos productos ayudan a eliminar el exceso de sebo y regula la hiperhidrosis previniendo la caída del cabello. Limpian y tonifican la piel dando una agradable sensación de frescura y limpieza. El cabello enjuagado permanecerá limpio porque los productos funcionan delicadamente sobre la superficie hidrolipídica de el cuero cabelludo sin crear alteración al pH de la piel.

Disponemos de una línea amplia de productos para el cuidado del cabello y cuero cabelludo. Por eso en La Urbana hair salon 13 hacemos un diagnóstico previo del cabello y cuero cabelludo.

Una vez asesorado/a al cliente precederemos al lavado.
Primero cuero cabelludo y segundo cabello. Siempre dos champunadas ya que en el primero levantamos y en el segundo arrastramos.

Si vuestro cuero cabelludo tira a graso.
Lávalo con agua tibia, para abrir la cutícula y permitir que se elimine la grasa y los residuos de productos. El agua caliente abrirá la cutícula en exceso y estropeará tu cabello y por el contrario el agua fría no limpiará el cabello en profundidad.
Cuantos más lavados, más grasa genera el cabello.
No friccionéis muy fuerte. Os recomendamos un lavado suave acompañado de movimientos circulares durante un minuto, ¡así activarás la circulación!

Nosotros hoy hemos seleccionado estos dos productos de nuestra línea:
Purifying Wash y Scalp Benefit, para un buen trabajo deben usarse complementariamente un limpiador purificador para la piel y el cuero cabelludo.

Y por último acondicionaremos, la gran mayoría de los productos pueden tocar el cuero cabelludo sin que este se pueda engrasar o apelmazar.
Lo dejaremos actuar unos minutos. Y lo aclararemos.

Después de la limpieza del cuero cabelludo y cabello. Pasamos al Styling pudiendo usar un sin fin de productos de acabado dependiendo la textura y el cuerpo del cabello.

Hoy os hablaremos de estos dos productos Revitalizing Spray y Potion Cream.

Una vez finalizado el servicio, podéis observar el brillo, y con el tacto podéis apreciar que la textura del cabello ha mejorado.

Si aún así queréis un último toque os recomendamos el siguiente producto: que tiene varias posibilidades de uso, o en seco o en mojado. Sirve como protector térmico.

La importancia de no usar productos con químicas tóxicas. Es realmente crucial .

Como reconocer las químicas tóxicas.

Si damos la vuelta al envase de nuestro champú habitual y leemos su composición podremos comprobar la gran cantidad de números, letras y palabras en inglés que se corresponden con elementos químicos. Uno de los compuestos que seguramente podremos observar, tanto en nuestro champú como en el gel o la espuma, es el “Sodium Laureth Sulfate”.

El Lauril sulfato de sodio es la sustancia que se integra en los productos de higiene y belleza para hacer espuma al tener contacto con el agua. Esta sustancia elimina la grasa que se acumula en el cuerpo, pero también destruye los lípidos naturales que nuestra piel genera para defenderse de forma natural, por lo que es irritante para la piel humana. Así, muchos problemas de sequedad, irritación del cuero cabelludo y caspa están causados por el uso continuado de este producto. Además, el Lauril sulfato de sodio penetra por el cuero cabelludo y puede ser perjudicial para algunos órganos vitales.

Las químicas tóxicas, pueden causar enfermedades.
Algunas de las enfermedades más comunes producidas por los productos químicos tóxicos incluyen: intoxicaciones y enfermedades crónicas como las enfermedades respiratorias, dermatitis, enfermedades del sistema nervioso y cánceres.

Por último recordaros, que el mundo
bio-orgánico no es compatible con el mundo químico.
Si dentro de vuestra cadena de cuidado tenéis un solo producto con química este deshace el trabajo que ha realizado el producto bio-orgánico.

Hasta aquí es post de hoy. Esperamos que os haya servido de ayuda, y recordar si tenéis alguna duda, estamos disponibles en el teléfono del salón para cualquier duda o asesoramiento.